Solo 1,7 metros: la casa más angosta de Londres se vende por una cifra millonaria

LA NACION
·3  min de lectura

LONDRES.- La casa más estrecha de Londres, lleva meses en el mercado con un precio que sigue fluctuando en torno a las 950.000 libras (1,32 millones de dólares), después de que su valor ascendió a más del doble en los últimos diez años.

Situada entre una peluquería y el gabinete de un médico generalista, la casa más estrecha de Londres tiene solo 1,7 metros de ancho.

Esta curiosa casa de cinco pisos, situada en el barrio de Shepherd's Bush, fue al comienzo un almacén victoriano de sombreros, con dos depósitos para almacenar la mercancía y habitaciones en los pisos superiores. Como un guiño a su pasado, la casa conservó su pequeña vitrina, adornada con una lámpara en forma de sombrero bombín.

La extraña propiedad, cuya fachada es una pequeña franja azul oscura muy discreta en la calle, acaba de ponerse en venta, estimada en 950.000 libras.

Para David Myers, director de ventas de la agencia encargada de la propiedad, este precio se explica porque la edificación, construida a fines del siglo XIX o a comienzos del XX, es "una parte única de la historia de Londres". "Es un poco la magia de Londres", declaró.

Himalaya: confirman siete muertos y 170 desaparecidos tras la ruptura de un glaciar

De un rincón al otro de la casa, las dimensiones de los cuartos difieren mucho. Aunque la cocina situada en el entrepiso es el lugar más estrecho, se abre con un espacio comedor dos veces más grande. Detrás, dos puertas que funcionan a la vez como ventanas dan hacia un jardín de 2,5m de ancho.

Para David Myers esta casa está destinada a "una joven pareja o persona sola" que "disfrutará su belleza por lo que es y lo asumirá". Gracias a sus características "únicas" de la época y las innovaciones eclécticas del interior, la casa puede gustar a compradores "arty" o "bohemios".

"No hay ninguna casa en Londres que tenga 1,7 metros de ancho. Hay otras casas de cinco pisos, pero ninguna presenta un espacio tan excepcional, tan individualizado", añade Myers, y agrega que "los anteriores propietarios dejaron su propio rastro".

El precio de la casa es exagerado en relación al costo promedio de una casa en el Reino Unido, que es de 256.000 libras (unos 350.000 dólares), pero es sin embargo típico del mercado londinense.

"Es más caro porque hay todo lo necesario. Desde un lugar como Shepherd's Bush, se puede llegar al centro de (Londres) en 10 o 15 minutos", explica el agente inmobiliario.

Si encuentra comprador al precio pedido, el precio de la casa se habrá duplicado desde 2006, cuando fue vendida por 488.500 libras. David Myers piensa que vale más por su extraña disposición.

"En muchas partes de Londres, la gente utiliza el precio por metro cuadrado como referencia para determinar el valor de las propiedades", dijo. Pero "eso no siempre funciona así. Cuando hay algo tan particular como esta casa, eso se refleja en el precio".

Según el director de la agencia, la pandemia de coronavirus llevó a muchas personas, y en particular las familias, a abandonar Londres para adquirir una propiedad más grande, lo que podría frenar la venta de este particular bien.

"En una situación como esta del Covid-19 ya no hay tantos compradores", se lamentó. Y aun "menos compradores para una propiedad única y particular como esta".

Pero no está tan desanimado del todo el agente londinense, pues afirma que "es chic, es bella, ¡y por eso esta casa se venderá!".

Agencias AFP y ANSA