Casi 1.500 casos de viruela del mono se han identificado en EE.UU., revelan los CDC

·3  min de lectura

Ahora hay casi 1.500 casos de viruela del mono en EE.UU., que se distribuyen por casi todos los estados del país.

Según datos de los CDC, al 14 de julio había 1.470 casos de la enfermedad en 43 estados, el Distrito de Columbia y Puerto Rico.

Los grupos más grandes tienden a estar en estados con grandes poblaciones o grandes ciudades, como Nueva York (414 casos), California (180 casos) e Illinois (160 casos).

La viruela del mono se ha extendido a nivel mundial desde que se informaron los primeros casos en mayo, con casos confirmados en Europa, Asia, Australia, África y Medio Oriente.

En general, la enfermedad se considera una amenaza menos masiva que el covid-19 porque los científicos ya la conocían, se puede tratar con vacunas y medicamentos, y se propaga en gran medida a través del contacto físico cercano. Rara vez es mortal y no suele dar lugar a hospitalizaciones.

Aún así, según los expertos en salud pública, EE.UU. no ha respondido adecuadamente al brote de viruela del mono, a pesar del intenso enfoque en el aparato de salud de EE.UU. durante la pandemia.

La viruela del mono debería haberse abordado décadas antes, cuando se estaba propagando entre las poblaciones rurales de África central y occidental, según la Dra. Anne Rimoin, profesora de epidemiología de la UCLA.

“Si queremos enfrentarnos a las enfermedades infecciosas emergentes, tendremos que priorizar el tratamiento de las amenazas de enfermedades globales emergentes en el sitio donde se están propagando desde el principio”, dijo para NPR. “Estamos totalmente interconectados por el comercio y los viajes, el crecimiento de la población, el movimiento de la población, y no podemos volver a cometer el error de pensar que una infección que está ocurriendo en algún lugar de un área remota del mundo no nos afectará en casa”.

Estados Unidos fue tomado por sorpresa por la propagación de la viruela del mono, que según los científicos se ha propagado durante este brote en particular principalmente entre hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres.

De manera similar al comienzo de la pandemia de covid-19, las pruebas para los casos de viruela del mono inicialmente debían seguir un proceso engorroso, en el que los médicos locales solicitaban a los epidemiólogos estatales que aprobaran el envío de muestras a los laboratorios federales de los CDC, lo que tuvo un impacto importante en la capacidad de los médicos para rastrear la propagación del virus de manera oportuna en todo el país.

Las pruebas de viruela del mono en laboratorios comerciales comenzaron esta semana.

“El mecanismo es tan rígido”, dijo Gregg Gonsalves, un epidemiólogo de Yale, a The New York Times, y añadió que “la casa está en llamas, y es como si todo se moviera a una velocidad normal”.

En 2010, EE.UU. proyectó que necesitaría 132 millones de dosis de la vacuna que trata la viruela y la viruela del mono en caso de un ataque bioterrorista, pero la reserva nacional estratégica solo contiene 64.000 dosis de la iteración más reciente de la vacuna.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.