1 de cada 5 pacientes con COVID-19 son diagnosticados posteriormente con una enfermedad mental

Un estudio realizado por la Universidad de Oxford y NIHR Oxford Health Biomedical ha encontrado un posible vínculo entre la COVID-19 y las enfermedades mentales.