Sergio considera fundamental "conseguir gestionar el miedo y la angustia"

Agencia EFE
·2  min de lectura

Valladolid, 24 abr (EFE).- El técnico del Real Valladolid, Sergio González, ha advertido de que, con miras a lograr la permanencia, "es fundamental conseguir gestionar el miedo y la angustia" ya que, una vez más, ese temor ha impedido que el equipo se recuperara tras el empate para poder ir a por la victoria.

"Es cierto que, tras una gran primera mitad, la consigna era seguir haciendo lo mismo, porque lo peor al descanso fue el resultado, al haber fallado muchas opciones claras de gol. Pero volvimos a dar esa sensación de debilidad y de miedo y el Cádiz supo aprovecharlo, gestionar el tiempo y hacerse con el mando", ha explicado.

En su opinión, el gol del empate resulta "grotesco", tras el saque del córner y considera que su equipo "ha sido el que ha empatado, por la falta de acierto en la parte ofensiva durante la primera mitad".

Sergio ha reconocido que le "preocupa" el hecho de que el Real Valladolid "en cuanto recibe un gol, se va del partido, no focaliza bien lo que hacer en el campo y se desestabiliza", lo que se debe al "acumulado" porque "resulta complicado levantarse con tantas hostias recibidas".

"Hay que seguir trabajando este aspecto, hablándolo, que no se produzca esa desconexión cuando se recibe un gol. En este caso, con nuestra salida tras el descanso, ya estábamos mandándoles un mensaje de que subieran su línea, propiciamos las diagonales a Iván Alejo, y aun así no pasó nada hasta que llegó el córner", ha matizado.

Respecto a los cambios, ha indicado que buscó controlar más el balón con Míchel, dar minutos a Luis Pérez ante el desgaste de Janko y, ganar más opciones de remate con los dos puntas, Weissman y Marcos André "y se consiguió", aunque la falta de acierto les acabó pasando factura.

"Cuando las cosas no salen las posibilidades de haber hecho otras son infinitas. Pretendíamos generar más situaciones de gol en la reanudación, pero no ha salido como queríamos. Nos han hecho correr hacia atrás, estábamos más temerosos, llegó el gol y a raíz de ahí no hemos podido reaccionar, y nos ha penalizado", ha insistido.

Según ha señalado "es una pena", porque el equipo "está muy frágil y cualquier cosa penaliza y desestabiliza", pero cree que "queda mucho por decir" y por eso han de tener "la energía intacta" y "poner todo" con el fin de "hacer lo posible para dejar al Real Valladolid en Primera división", aunque vuelvan a estar en descenso.

Por eso cree que es "genial" poder volver a jugar el miércoles ante el Athletic "porque permite tener la posibilidad de poder sacar los puntos que se necesitan" y, espera, en estos días ser capaz de "canalizar, acertar y conseguir resultados, haciendo una buena gestión del miedo y la angustia", ha concluido.

(c) Agencia EFE