Están las órdenes, pero sólo podría pagarse el bono aquí y en Japón

Destacadas

El Banco Central (BCRA) cursó las órdenes para cancelar en tiempo y forma el 21° servicio de intereses del bono Discount surgido de los canjes por la deuda que cayó en cesación de pagos a fines de 2001, cuyo pago debe concretarse pasado mañana.

Las distribuyó entre las centrales depositarias locales (Caja de Valores) y del exterior (DTCC, Clearstrem, etcétera) en función de los pagos que se debería encargar de girar el Banco de Nueva York (BONY), en su condición de agente designado por el país.

Pero las instrucciones que ayer dio el juez Griesa a esa entidad, al recordarle los alcances de su fallo de octubre del año pasado, determinarán que pasado mañana sólo estén en condiciones de cobrar los tenedores del bono emitido bajo ley argentina y registrado en cuentas de la Caja de Valores (sin importar si fue emitido en pesos o dólares) y los que lo tuvieran bajo ley de Japón.

El resto de los bonistas deberá quedarse esperando el desarrollo de esta disputa que libra el país con los fondos buitre para saber qué pasará con ese dinero.

Detalle de los pagos

De los US$ 1000 millones pagados anteayer, US$ 539 millones (225,8 millones de euros y 230,92 millones de dólares) fueron ingresados en la cuenta del Bank of New York Mellon en el BCRA, según confirmó ayer un representante legal de esa entidad que acudió al tribunal para confirmar la recepción del dinero depositado por la Argentina y consultar cómo debían proceder de allí en más.

"Su banco no ha hecho nada mal, pero el dinero debe ser devuelto a la República Argentina", dijo Griesa. "Cualquier intento de pagarles a los bonistas reestructurados sin pagarles a los demandantes es ilegal", incluso les advirtió el juez.

Por las jurisdicciones que debieron abarcar los canjes para regularizar la deuda caída en cesación de pagos a fines de 2001, el Discount fue un bono emitido en cuatro monedas (pesos, dólares, euros y yenes) y bajo cuatro legislaciones diferentes (argentina, estadounidense, luxemburguesa y japonesa).

Las órdenes de pago del nuevo servicio de renta, el más elevado desde que fuera colocado porque cancela la tasa de interés completa del 8,28% a la que fue emitido (hasta aquí capitalizaba una parte de ella) estaban distribuidas de la siguiente manera, según logró confirmar anoche LA NACION:

US$ 230,9 millones para atender pagos a tenedores del Discount en dólares y bajo ley neoyorquina (DICY, según el ticket de mercado).

US$ 292 millones para quienes tienen el mismo bono, pero emitido bajo ley local (DICA).

$ 2560 millones para pagar la renta a los que atesoran Discount en moneda local (DISP).

225 millones para cumplir con los pagos que corresponden a los tenedores del Discount en euros (DICE).

¥ 212 millones, destinados a los bonistas (básicamente japoneses) que tienen Discount emitido en yenes.

Según el cuadro de situación que se desprende de la audiencia celebrada en Nueva York ayer, los pagos que quedaron formalmente bloqueados son los que deben realizarse en Estados Unidos y en la zona del euro. El resto de las acreditaciones podría hacerse con normalidad al no estar involucradas en ellas el Banco de Nueva York.

Incluso anoche LA NACION pudo confirmar que el pago en la Argentina se realizará sin problemas, ya que la Caja de Valores había comunicado a los operadores locales que había recibido instrucciones para realizarlo.

De ser así, la Argentina habrá cumplido pasado mañana con poco menos de la mitad de los pagos comprometidos por vencimiento del cupón de intereses. El resto, por ahora, quedará en veremos.

Cargando...

ÚLTIMOS VIDEOS