Ómicron: cómo prevenir la hospitalización de niños

·5  min de lectura

Los pronósticos de un invierno difícil a causa de la variante ómicron se han empezado a materializar con el aumento de hospitalizaciones en todo el país, pero esta vez no solo de adultos sino también de niños. En los tres últimos tres días un promedio de 800 menores tuvieron que ser internados cada día.

La AAP (Academia Estadounidense de Pediatría) reveló que los estados con mayor número de casos son Nueva York, Ohio, Texas y Pennsylvania. Desde que la pandemia empezó, esa institución estima que casi 7,4 millones de menores se han contagiado con el covid-19. Tan solo en la última semana se registraron 170.000 casos.

De todas las ciudades del país, la más afectada es Nueva York, que pasó de 22 a 109 niños hospitalizados cada día, entre el 11 de diciembre y el 23 de diciembre. Estas cifras representan un aumento del 395 por ciento.

Debido al aumento de hospitalizaciones, las autoridades sanitarias del país subrayan que es indispensable tomar las debidas precauciones.

“Estamos alertando a los neoyorquinos acerca de este aumento reciente de admisiones de niños por covid-19 para que tanto pediatras como padres de familia protejan a los más pequeños”, dijo a ABC7 la doctora Mary T. Bassett, comisionada interina de Salud de Nueva York.

Bassett precisó que ninguno de los niños hospitalizados durante la última semana en Nueva York, estaba totalmente vacunado.

Importancia de las vacunas

Y agregó que no hay razón para que los menores no estén inmunizados. “Tenemos los recursos. Tenemos la capacidad. Tenemos al personal para que cada niño elegible sea vacunado”.

Aunque los jóvenes se han librado en gran medida de sufrir síntomas graves del covid, pues la mayoría sufre solo de malestares como congestión nasal y dolores de cabeza y garganta, los expertos enfatizan que no son inmunes al virus.

Según los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades), los menores tienen la misma probabilidad de infectarse con el coronavirus que los adultos, y el virus es ahora una de las 10 principales causas de muerte entre los niños de 5 a 11 años.

“El aumento de la transmisibilidad [de ómicron] ha causado que veamos números muy altos de casos en niños, sobre todo si no están vacunados”, declaró por su parte a ABC News la doctora Kristin Moffitt, especialista en enfermedades infecciosas del Boston Children’s Hospital. “Incluso si la infección grave es poco común en los niños, si el número de casos en los menores se dispara, veremos muchas más hospitalizaciones pediátricas”.

Por esta razón, los expertos insisten en que la mejor defensa es la vacunación.

Desde el pasado octubre, cualquier persona mayor de 5 años es elegible para ser inmunizada en Estados Unidos. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) autorizó el pasado 5 de octubre las inyecciones de Pfizer para ese grupo.

Sin embargo, alrededor de dos tercios de los padres de niños en edad de escuela primaria han retrasado la vacunación de sus hijos más pequeños o se niegan a hacerlo, según una encuesta reciente de KFF realizada antes del descubrimiento de ómicron.

Muchos padres han expresado su preocupación porque se ha reportado que, en algunos casos, la vacuna contra el coronavirus causa una inflamación temporal del corazón, conocida como miocarditis. Los síntomas de esta afección incluyen dolor de pecho, dificultad para respirar y sensación de que el corazón late más rápido o con mayor fuerza.

Los expertos del CDC indican que los principales afectados son los hombres de 12 a 29 años.

Pero puntualizan que el número de casos es pequeño: al 11 de junio, el Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas recibió 1.226 informes de miocarditis después de la vacunación con ARNm covid-19, y no todos esos informes fueron casos verificados. En el mismo período, se habían administrado unas 296 millones de dosis de la vacuna en Estados Unidos, 52 millones de las cuales fueron para personas de 12 a 29 años.

De esas dosis, 30 millones fueron primeras dosis y 22 millones fueron segundas dosis. Las incidencias de miocarditis se han producido más después de la segunda dosis y, por lo general, aparecen una semana después de la vacunación.

Por lo general, según los CDC, la mayoría de pacientes con miocarditis respondieron bien al tratamiento con medicamentos y reposo.

Precauciones adicionales para proteger a los niños

Los expertos de CHOC indican que los viajes y las reuniones deben realizarse de manera segura. La AAP sugiere celebrar las fiestas con familiares y amigos que estén completamente vacunados.

Es muy importante, destacan, que los adultos no organicen ni participen en festividades si alguien en su hogar ha sido diagnosticado o presenta síntomas de COVID-19. Reunirse al aire libre es la forma más fácil de protegerse porque hay más ventilación.

Para las familias que planean viajar con niños menores de 5 años que no son elegibles para la vacuna del covid es mejor, de ser posible, viajar en automóvil en un vehículo privado con miembros de su hogar.

Si debe volar, asegúrese de usar mascarillas y de mantenerse alejado de grandes grupos de personas. La mejor manera de prevenir la propagación del covid y sus variantes es que las personas vacunadas y no vacunadas usen cubrebocas en reuniones celebradas en interiores.

Es también importante que todos los miembros de su familia reciban la vacuna contra la influenza. A muchos expertos les preocupa que este año tengamos una temporada de gripe grave.

Las familias pueden usar los mismos métodos de prevención contra el covid, la gripe y los virus respiratorios: ponerse una mascarilla, tener distanciamiento social, lavarse las manos y vacunarse contra el covid y contra la gripe.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.