La tasa de desempleo en diciembre bajó al 3,9 % en Estados Unidos

·4  min de lectura

Washington, 7 ene (EFE).- El índice de desempleo en EE.UU. disminuyó en diciembre al 3,9 %, tres décimas menos que en el mes anterior y el más bajo en casi dos años, aunque la creación de puestos de trabajo anunciada este viernes por el Gobierno fue menor de lo que se esperaba.

Según la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, en inglés), el mes pasado la economía estadounidense añadió 199.000 empleos, por debajo de la expectativa de los analistas, que habían calculado un incremento de 400.000 puestos de trabajo.

El optimismo de los economistas se sustentaba en el entusiasmo de los consumidores que durante la temporada de fiestas tradicionales, que comienza el 1 de noviembre, contribuyeron a un incremento del 11 % en las ventas de minoristas, comparadas con las de la temporada de 2020.

El número de personas desempleadas en EE.UU. se situó en diciembre en 6,3 millones, 483.000 menos que el mes anterior (en un país de 331 millones de habitantes).

El índice de desempleo de EE.UU. a comienzos de 2020 estaba en el 3,5 % y saltó al 14,4 % en abril de ese año, cuando las estadísticas reflejaron el impacto de la pandemia de covid-19, que incluyó la pérdida de unos 18 millones de puestos de trabajo.

Pese a que el descenso de la tasa de desempleo en diciembre fue menor de lo previsto, el presidente del país, Joe Biden, sacó pecho por estos datos en un discurso desde la Casa Blanca y atribuyó la bajada a las medidas económicas impuestas por su Gobierno.

"Hoy la tasa nacional de desempleo descendió por debajo del 4 %, al 3,9 %. La caída más aguda del desempleo en un año en la historia de EE.UU.", presumió el mandatario.

En ese sentido, Biden aseguró que esto ha sido posible gracias al plan de estímulo de 1,9 billones de dólares aprobado en marzo pasado por el Congreso, que, según él, ha hecho que la economía vuelva a despegar de nuevo.

Durante diciembre, si bien algunas industrias se han visto muy afectadas por los nuevos casos de la variante ómicron, la economía estadounidense en términos generales ha mantenido su crecimiento y las empresas son renuentes a despedir trabajadores cuando hay en el mercado laboral más de 10 millones de empleos vacantes.

En diciembre, la tasa de participación en el mercado laboral, es decir, la proporción de personas en edad de trabajar que tienen un empleo o lo están buscando de forma activa, permaneció en el 61,9 %, pero todavía por debajo del 63,3 % de febrero de 2020.

Las remuneraciones por hora de los trabajadores subieron en diciembre un 0,6 % y en un año se han incrementado en el 4,7 %, indica el informe.

"La tendencia del empleo continuó ascendente en los sectores del ocio y la hostelería, los servicios profesionales y de negocios, la manufactura, la construcción, el transporte y los almacenes al por mayor", señaló el informe.

El mes pasado el sector privado sumó 211.000 empleos, después de los 270.000 agregados en noviembre. En las manufacturas el incremento fue de 26.000 puestos de trabajo, comparado con los 35.000 del mes anterior.

El sector de la construcción añadió 22.000 empleos en diciembre después de aumentos mensuales promedio de 38.000 puestos en los tres meses anteriores.

En el mes de las fiestas tradicionales los trabajos en el transporte y los almacenes aumentaron en 19.000 empleos, con incrementos tanto en los almacenes donde se despachan las mercaderías, como en el transporte aéreo.

Dentro del sector privado hubo pocos cambios en otras áreas como el comercio minorista, la información, las actividades financieras y el sanitario, apuntó BLS.

Por su parte, el sector público perdió en diciembre 12.000 empleos tras una merma de 21.000 puestos de trabajo en noviembre.

En su discurso de este viernes, Biden también mencionó los retos que afronta la economía estadounidense, como los problemas en la cadena de suministros y la inflación, y ofreció su receta.

"Tenemos una economía con capacidad para generar más crecimiento, más trabajos y más oportunidades para los estadounidenses -dijo-. Por eso vamos a hacer todo lo posible para desatascar los cuellos de botella que están impidiendo que los bienes lleguen a los consumidores, y construir mejores infraestructuras".

Asimismo, apuntó que quiere traer más producción a EE.UU. para garantizar que no hay problemas en la cadena de suministros.

Respecto a la inflación, se mostró confiado en que la Reserva Federal (Fed) actuará para lograr la meta del pleno empleo y unos precios estables, además de asegurar que el aumento de los precios no se afianza en el largo plazo.

Jorge A. Bañales

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.