Qué dice el Índice Big Mac de The Economist sobre la debilidad del peso y la economía argentina

Esteban Lafuente
·4  min de lectura

El peso argentino está subvaluado un 33,8% con respecto al dólar. Esa es la conclusión que se desprende de la última actualización del índice Big Mac, que compara el precio de la famosa hamburguesa en diferentes países del mundo para cotejar el valor de las distintas monedas frente a la divisa estadounidense.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza el viernes 29 de enero

Se trata de un indicador que fue creado en 1986 por la revista The Economist para intentar analizar el movimiento del tipo de cambio de los diferentes países del mundo donde se comercializa este producto. Se trata de una hamburguesa que tiene características casi idénticas en cada mercado, lo cual en teoría permite realizar comparaciones aun cuando las economías tienen diferentes características.

En el último relevamiento, publicado hace algunos días, la publicación informó que el Big Mac en la Argentina se vende a $320, mientras que cuesta unos US$5,66 en los Estados Unidos. Al realizar la comparación entre ambos precios, los analistas llegan a un tipo de cambio implícito de $56,54 por dólar.

Luego, al comparar ese valor con el tipo de cambio oficial en la Argentina ($85,30 al momento en que se concluyó el estudio), se llega a que el peso está subvaluado un 33,8%. En otras palabras, el índice Big Mac refleja que la moneda argentina y los precios locales están "baratos" con respecto al estándar que marca el dólar.

Sin embargo, ese valor no refleja la verdadera depreciación del peso, si se consideran los tipos de cambio paralelos como el dólar blue (hoy a $154), que es el valor al que podría cambiar sus dólares en el país un turista que llega del exterior. Si se compara esa cifra con el tipo de cambio implícito que surge de los precios del Big Mac, la subvaluación del peso llegaría al 62%, y muestra el atractivo que el actual escenario presenta para los viajeros que llegan con divisas desde el exterior.

"Lo que refleja este índice es que el peso es una moneda no querida y, por más que está relativamente barato, no se lo quiere. Hay muchos pesos y pocos atractivos para ahorrar, y por eso su valor está entre comillas por debajo de lo que debería ser, según este índice", dice Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina.

El analista, sin embargo, plantea algunas advertencias sobre la solidez de este indicador, que se basa en el concepto de paridad de poder adquisitivo que tiene en cuenta el tipo de cambio y los precios de los bienes y servicios en cada país para realizar la comparación internacional. "Es un supuesto algo forzado que sostiene la idea de que el dólar en el mundo debería tener el mismo poder de compra", dice Rajnerman.

Inflación y Big Mac: la intervención de Guillermo Moreno

La conclusión sobre el valor del peso y la situación económica de la Argentina que surge del ranking, uno de los indicadores más marketineros de las últimas décadas, no pasa inadvertido para los gobiernos. La historia en la Argentina se remonta a la presidencia de Cristina Kirchner, cuando el país vivía con cepo cambiario y las mediciones de inflación manipuladas por el entonces funcionario Guillermo Moreno.

Ese escenario también impactó en el índice Big Mac. Para evitar que este indicador reflejara el atraso cambiario que la inflación generaba en el país, Moreno intervino para que el precio de esa hamburguesa no subiera: los memoriosos recordarán que la cadena de comidas rápidas la vendía a un valor por debajo de otros de sus otros productos, cuyo precio se incrementaba al ritmo de la inflación. McDonald's, además, llegó a retirar a su hamburguesa más famosa de los principales carteles en las sucursales en el país.

Por ese movimiento, además, la revista The Economist debió alterar su medición en la Argentina, y pasó a tomar como valor de referencia otras hamburguesas que no estaban dentro de las exigencias de Moreno.

Índice Big Mac 2021: el resto de las monedas del mundo

Según el último relevamiento, América Latina tiene países cuyas monedas están subvaluadas. Es el caso del real brasileño (29,7%), el peso uruguayo (15,2%), el peso chileno (27,8%), el peso colombiano (33,9%) o el sol peruano (41,9%).

A nivel global, plantea The Economist, solo hay tres monedas que están sobrevaluadas frente al dólar, si se coteja el valor del Big Mac localmente, y circulan en tres de los países con mayor costo de vida a nivel global. Es el caso del franco suizo (28,8%), la corona sueca (12,6%) y la corona noruega (7,5%).