Élites del entretenimiento, la moda y el deporte honran a Lagerfeld en la Gala del Met

La fiesta de la moda del año finalmente está aquí. Los famosos celebraron al fallecido rey de la alta costura Karl Lagerfeld en la cita anual de la Met Gala el lunes, al exhibir en la alfombra roja una serie de espectaculares diseños de su ilustre carrera.

Las ganadoras del Óscar Penelope Cruz y Nicole Kidman, las cantantes Dua Lipa y Rita Ora, la leyenda del tenis Roger Federer, así como las supermodelos Gisele Bundchen y Kate Moss fueron solo algunos de los cientos de invitados al Metropolitan Museum of Art (Met) para el glamoroso evento.

La lista de invitados, que reúne a la élite de la moda, el cine, la política y los deportes -junto a un creciente número de influenciadores de internet- es cuidadosamente elaborada por Anna Wintour, editora jefe de la revista Vogue, quien se hizo cargo de la gala benéfica en la década de los noventa y la transformó en el acontecimiento social más codiciado.

Este año, la fiesta, que siempre se celebra el primer lunes de mayo --salvo en los años de la pandemia--, se inauguró a modo de preámbulo con una exposición del Costume Institute (Instituto del Traje) dedicada al emblemático diseñador Karl Lagerfeld, fallecido en 2019.

"Karl Lagerfeld: A Line of Beauty (Karl Lagerfeld, una línea de belleza)" pretende rendir homenaje a sus años en la industria al frente de Chanel, Fendi, Chloe y su propia marca, al tiempo que cinceló el futuro de la moda.

Las estrellas de la gala comprenden el estilo para el evento, la mayoría vestidos con diseños de época del elegante modisto alemán conocido por sus trajes negros, su coleta blanca, sus sempiternas gafas oscuras y sus mitones también negros.

Kidman vistió un vestido rosa de Chanel que caía al suelo en una cascada de plumas y que la actriz vistió por primera vez en un anuncio para la icónica marca de perfume hace cerca de 20 años.

"Estoy tan contenta de que todavía pueda usarlo" , dijo a la AFP en la alfombra roja.

Por su parte, la cantante Dua Lipa lució un vestido de novia color crema diseñado por Lagerfeld para Chanel en la década de 1990, marcado con puntadas negras y con un impresionante collar de diamantes de Tiffany, que la cantante dijo fue tomado de la bóveda misma de la joyería.

La actriz Olivia Wilde vistió otra pieza de archivo, un vestido "violín" de Chloe diseñado por Lagerfeld en la década de 1980.

Casi todos los presentes vistieron de negro, blanco y crema. Los corpiños estructurados definitivamente fueron tendencia.

Lagerfeld no está exento de polémica. Pese a su lucha permanente contra la balanza, criticaba a las mujeres con curvas. En sus últimos años de vida, desdeñó al movimiento #MeToo y a aquellas que osaron denunciar haber sido víctimas de acoso sexual.

"El show se centra en Karl el diseñador, su trabajo y no en sus declaraciones", dice el curador de la muestra Andrew Bolton. "No hemos incluido ninguno de sus comentarios más polémicos u ofensivos".

- "Inmenso talento" -

El protagonista de la noche será Lagerfeld, sus fans y sus famosos amigos.

Wintour, que durante décadas fue una amiga cercana a Lagerfeld, apareció como casi siempre, de Chanel.

Carla Bruni, exmodelo, cantante y exprimera dama de Francia estuvo en la presentación a la prensa de la exposición sobre el modisto. "Es un honor estar aquí para celebrar la extraordinaria carrera de mi querido amigo", dijo a la AFP.

Además de su "inmenso talento", "poder creativo" y "encanto cautivador", Bruni destacó por encima de todo su "amabilidad".

La lista de invitados es el secreto mejor guardado de los organizadores, aunque se espera que asistan en torno a 400 personas.

Este año las actrices Penélope Cruz y Michaela Coel, la leyenda del tenis Roger Federer y la cantante pop Dua Lipa fueron invitados para copresidir la gala.

La asistencia al baile se da solo por invitación y un pago previo de 50.000 dólares, y la reserva de una mesa cuesta 300.000. La recaudación de la gala financia el Costume Institute.

mdo-arb/sst/af/db/cjc/ag