El ébola mata a tres personas en Guinea; no había casos desde 2016

Aristos Georgiou
·3  min de lectura

LAS AUTORIDADES sanitarias de Guinea, en África occidental, informaron sobre un nuevo brote de ébola, el primer resurgimiento luego de que entre 2013 y 2016 la enfermedad matara a más de 11,300 personas.

El domingo, las autoridades informaron sobre siete casos en la comunidad rural de Gouéké, ubicada en el sureste del país, con un saldo de tres muertes.

El virus del ébola (EVE) es una enfermedad grave, a menudo mortal, que afecta a los seres humanos y a otros primates, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El virus, que se descubrió por primera vez en África central en 1976, se transmite de animales salvajes, como murciélagos frugívoros, puercoespines y primates no humanos, a las personas.

También lee: Nuevo brote de ébola en la República Democrática del Congo; hay dos muertos

El patógeno puede propagarse entre humanos a través del contacto directo con la sangre, secreciones, órganos u otros fluidos corporales de personas infectadas. Las personas también pueden contraer el virus de superficies y materiales contaminados, como ropa de cama y ropa.

Desde su descubrimiento se han documentado varios brotes confirmados, principalmente en África subsahariana.

La tasa promedio de mortalidad por este virus es alta, rondando el 50 por ciento. Sin embargo, se han reportado tasas del 25 al 90 por ciento en brotes anteriores.

Los síntomas del ébola incluyen fiebre, fatiga, dolor muscular, de cabeza y de garganta. Estos pueden ir seguidos de vómitos, diarrea, erupción cutánea, insuficiencia renal y hepática y, a veces, hemorragia interna y externa.

No te pierdas: OMS y UNICEF anuncian la creación de una reserva mundial de vacunas contra el ébola

Los síntomas pueden aparecer repentinamente, pero tardan en desarrollarse entre dos y 21 días después de la infección, según la OMS. Las personas infectadas no pueden transmitir el virus a otras personas hasta que desarrollen síntomas.

Hay dos vacunas que han sido autorizadas contra el ébola. La primera, conocida como ervebo, ha sido aprobada por la Agencia Europea de Medicamentos y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, así como por las autoridades sanitarias de Burundi, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Ghana, Guinea, Ruanda, Uganda y Zambia.

Se ha demostrado que la vacuna es segura y altamente efectiva. Un estudio realizado en Guinea durante el brote anterior encontró que tenía una efectividad del 95-100 por ciento para prevenir los casos de ébola con síntomas de inicio más de diez días posteriores a la vacunación.

La vacuna ervebo se utilizó para inmunizar a 16,000 personas en Guinea en 2015, así como a 345,000 personas en la República Democrática del Congo durante el brote de 2018-2020.

Te interesa: Qué es el “ébola del conejito”, la contagiosa enfermedad que afecta a conejos en México y EU

La otra opción de vacunación consiste en dos inyecciones diferentes desarrolladas por Johnson & Johnson que también han sido aprobadas para su uso en la Unión Europea.

Debido a que los brotes de ébola son relativamente raros e impredecibles, la vacuna ervebo está reservada para su uso hasta que ocurran los brotes a fin de proteger a las personas con mayor riesgo.

“Es una gran preocupación ver el resurgimiento del ébola en Guinea, un país que ya ha sufrido por la enfermedad. Sin embargo, contando con los conocimientos y la experiencia acumulados durante el brote anterior, los equipos de salud en Guinea se están moviendo rápidamente para rastrear el camino del virus y frenar más infecciones”, dijo en un comunicado Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek