Áreas populares para vivir en Orlando se vuelven inaccesibles con aumentos en los precios de renta

·5  min de lectura

Albert Harris, residente de Camden Thornton Park en el downtown de Orlando, dijo que su carta de renovación de alquiler llegó con un 35 por ciento de aumento.

“Cuando nos mudamos originalmente pagábamos alrededor de $1,450 que era el promedio del mercado para el 2018″, dijo Harris. “En el 2019 creo que subió a $1,550, y durante la pandemia mantuvieron el precio”.

Sin embargo, Harris dijo que si hubiera decidido renovar para seguir viviendo en la misma unidad de un baño y una habitación hasta el 2022, hubiera pasado de pagar un total de $1,575 al mes, a $2,121.

En los pasados meses una demanda récord en la industria de inmuebles llevó los alquileres en el área metropolitana de Orlando a reflejar un aumento significativo durante la primera mitad de 2021. Incluso se llegó a sus niveles más altos registrados, según nuevos datos de los analistas inmobiliarios CoStar Group.

El alquiler promedio de Orlando es de $1,509 por unidad, un aumento del 13.8% con respecto al mismo período del año pasado. Aproximadamente 8,000 unidades se alquilaron en la primera mitad de 2021. Eso es casi un 30% más de apartamentos alquilados en seis meses de lo que Orlando haya registrado que se hayan alquilado en un año, según CoStar.

Sin embargo, zonas como downtown Orlando han reflejado un aumento mucho mayor en precios de alquiler, como le sucedió a Harris.

En la página oficial de la empresa, el precio de ese mismo apartamento se asimila más al precio del mercado mostrando que la renta comienza en $1,789 y después de los honorarios que se añaden puede llegar a $1,911 según verificó El Sentinel Orlando. Mientras, lo que le ofrecieron a él para renovar era un costo más alto.

“Tengo un amigo que vivía en el edificio e intentó negociar, pero la administración no está cediendo en los precios ni moviendo ninguno de las tarifas, incluso si has sido un residente por un largo tiempo y tienes buena reputación”, Harris comentó. “No sé qué están intentando hacer, si están tratando de poner los precios fuera del alcance de los residentes para que se vayan y tener solo gente nueva mudándose”.

Las razones que le ha dado la administración de la propiedad por los aumentos se basan en la alta demanda debido a todas las personas que están llegado de otros estados como New York y California.

“Están diciendo que hay gente que está dispuesta a pagar ese precio”, dijo Harris. “Este mercado no apoya a la gente de la hospitalidad, a los locales”.

En Florida los salarios tampoco están a la altura de los altos alquileres lo que además obliga a muchos inquilinos a hacer sacrificios y tomar decisiones difíciles entre las necesidades básicas y el pago a sus propietarios.

Según ATTOM Data, un proveedor de datos inmobiliarios a nivel nacional, los alquileres en la región aumentaron un promedio de 22% más que el año pasado, los ingresos solo aumentaron entre 8% y 10%.

Harris tuvo la oportunidad mantenerse en la zona y renovar su contrato, pero cambiándose a otro apartamento, por el cual pagará un total de $1,760 al mes.

José Rivas acaba de renovar su contrato por otro año en Dolce Living Royal Palm en Kissimmee.

Rivas comenzó su contrato en febrero del 2020 pagando $1,240 por un apartamento de una habitación y un baño, y este mes renovó para continuar ahí por $1,500.

“Esto es un complex nuevo que yo prácticamente fui el que lo estrené”, compartió Rivas, quien planea reducir otros gastos para compensar este aumento mensual a su presupuesto.

Una pareja que vive al norte de downtown en Ivanhoe Village, y que quiso mantener su identidad privada, contó que su apartamento de dos habitaciones y dos baños y medio subió de $4,140 a $5,550, por un 34 por ciento al renovar por al menos un año.

Mientras que alargar mes a mes por un máximo de tres meses los haría pagar $5,750 mensuales, una cantidad que no solo consideran exhorbitante, sino “un abuso”.

La pareja comenzó a vivir ahí desde abril de este año y cuando hablaron con el administrador del edificio, según ellos, le dijeron que los precios aumentaron debido a la demanda y oferta, y el costo del mercado.

Otros miembros de la comunidad se preocupan por cuando les llegue el momento de recibir la carta con el nuevo precio, como Arnaldo Alvarado quien vive en Luma Headwaters en Orlando desde diciembre del 2020.

Alvarado se mudó a esta propiedad ya que en la anterior le estaban aumentando alrededor de $360 para renovar en aquel entonces.

Por un apartamento clasificado como estudio con un contrato de 15 meses, Alvarado paga $1,390 mensuales, y tras conversaciones que ha tenido con la administración de la propiedad, espera un aumento de al menos el 10% para su renovación en marzo del 2022.

“Yo estoy pensando mudarme para otro lado que no tiene todas las mismas comodidades que tiene este complejo”, dijo Alvarado quien ya hace horas extra en su trabajo para compensar los gastos. “Lamentándolo mucho es así porque con lo que cuesta la mudanza y es un gasto que tienes que hacer, yo no puedo más. No pienso pagar $1,650 por este [apartamento]”.

Muchas personas, como Alvarado y Harris, ya están evaluando cambiarse de zona sin importar incrementar la distancia a sus trabajos, con tal de disminuir o al menos mantener a un mínimo estos aumentos en los costos de renta.

“Probablemente si el mercado no mejora, desafortunadamente el año que viene no tendremos otra opción que mudarnos fuera de downtown. Tendríamos que vivir ya sea en Conway o trataría de vivir lo más cerca posible, pero downtown se está volviendo inalcanzable para mi personalmente“, compartió Harris. “Ya veremos qué pasa porque no hay control de renta en Florida por la legislatura del estado, y la ciudad ni el condado pueden hacer nada”.

De hecho, la falta de control está afectando a diferentes comunidades de Florida.

“Los gobiernos locales tienen prohibido establecer sus propios controles de precio”, confirma un artículo de WTSP en Tampa. “Los propietarios solo deben dar un aviso de 60 días antes del final de un contrato de alquiler anual si planean aumentar la renta, de acuerdo con el estatuto del estado”.

*Daniela Vivas Labrador es pasante de El Sentinel Orlando y cubre la comunidad hispana y latina en Florida Central. Ella puede ser contactada en dvivas@orlandosentinel.com

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.