Algunos árabes israelíes, palestinos de Jerusalén están recelosos de vacuna contra coronavirus

·2  min de lectura
Trabajadora médica junto a un hombre que espera recibir una vacuna contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) mientras Israel continúa su campaña nacional de vacunación en medio de un tercer cierre de COVID-19, en Jerusalén Este

UMM AL-FAHM, Israel, 7 ene (Reuters) - En momentos en que Israel lidera al mundo en la tasa de vacunación contra el coronavirus, algunos de sus ciudadanos árabes y palestinos que viven en el anexado Jerusalén Este ven con sospecha la inyección.

La asistencia a centros de vacunación entre algunos árabes, que representan un 21% de la población de Israel, y palestinos de Jerusalén ha sido baja, en lo que autoridades ven como el resultado de la desinformación sobre los posibles efectos secundarios o supuestas propiedades maliciosas de la inyección.

"No me vacunaré porque no sé qué es lo que tiene. Nadie me lo explicó", dijo Marouf Alyino de Jerusalén Este. "Todo el mundo está mirando Facebook y las redes sociales, donde escuchamos que alguien está muriendo (después de vacunarse)".

Israel lanzó su campaña de vacunación el 19 de diciembre. El Ministerio de Salud dijo el jueves que el 17,5% de la población, y el 70% de los ciudadanos de 60 años o más, habían recibido las primeras inyecciones.

El retraso en algunas comunidades árabes ha llevado a ciudadanos de la mayoría judía a acudir a las clínicas en esas zonas en busca de colas más cortas. En ocasiones, se han administrado vacunas sobrantes a personas sin cita previa que no pertenecen a la cohorte de alto riesgo que tiene prioridad.

Un centro de vacunación en la norteña ciudad de Umm al-Fahm informó de una mayor asistencia de beneficiarios árabes gracias a que la campaña de inoculación avanza con pocas noticias de contratiempos.

Farida Mahajneh, directora del centro, dijo que la participación fue "escasa" cuando comenzó a operar a fines de diciembre.

"Pero hoy la participación está aumentando día tras día entre los residentes árabes", comentó. "La gente debe saber que todos deben vacunarse y que es seguro".

Ahmed Saif, coordinador para la comunidad árabe por la crisis del coronavirus del Ministerio de Salud, dijo que el sector tenía solo cuatro centros de vacunación en la primera semana de la distribución de las inyecciones en Israel.

"Ahora hay 40", dijo a Reuters el lunes.

(Escrito por Dan Williams; Editado en Español por Ricardo Figueroa)