Desde Los Ángeles exigen a México parar "maltrato" a haitianos en la frontera

·2  min de lectura

Los Ángeles, 23 sep (EFE News).- Defensores de los inmigrantes y las minorías se plantaron este jueves frente al Consulado General de México en Los Ángeles para exigir al Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador parar el "maltrato" que, según ellos, se está infligiendo a haitianos y otros migrantes en la frontera norte del país latinoamericano.

Los manifestantes exigieron al Gobierno de México detener el desplazamiento obligado de haitianos y migrantes negros que se encuentran en ciudades fronterizas como Ciudad Acuña, estado de Coahuila, hacia el interior del país.

"Al obligar a salir a estos inmigrantes de estas ciudades están quitándoles la oportunidad de cumplir ciertos requisitos para pedir asilo en Estados Unidos", dijo a Efe el reverendo Walter Contreras, vicepresidente de la National Latino Evangelical Coalition (NALEC).

El líder religioso calificó de "maltrato" las acciones para replegar a los migrantes, que justo comenzaron este jueves en Ciudad Acuña.

"Las palabras no me alcanzan para expresar el repudio por lo que le están haciendo a los haitianos. Los están tratando como esclavos. Su único crimen es ser migrantes de raza negra", declaró.

Miembros de Clérigos y Laicos Unidos por una Justicia Económica (CLUE), Black Alliance for Just Immigration, el Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios (SEIU) local 721, Black Lives Matter-Los Angeles, entre otras organizaciones, participaron en la protesta que duró varias horas.

La protesta se suma a diferentes llamados de organizaciones proinmigrantes que han criticado las acciones del Gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, por el manejo de la crisis en el área de Del Rio, donde más de 12.000 migrantes, en su mayoría haitianos, pasaron el Río Bravo (Río Grande) para pedir asilo.

Según datos proporcionados por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) a la cadena CBS, un total de 1.401 haitianos que ingresaron por Del Río han sido deportados desde el domingo hasta el miércoles.

Las críticas han aumentado tras difundirse imágenes en las que agentes de la Patrulla Fronteriza a caballo hostigan a migrantes y, en un caso aparentemente les golpean con lo que parece un látigo. Este jueves el Gobierno Biden anunció que suspendió el uso de caballos para patrullar la zona de la frontera con México.

El reverendo Contreras aseguró que existe preocupación de que las autoridades migratorias mexicanas quieran emular estos "atropellos".

"Estamos vigilantes y le recordamos a México que en este país hemos luchado por defender a todos los inmigrantes sin diferencia del color de piel o nacionalidad", concluyó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.