Los Ángeles: 800 policías y bomberos ausentes por pandemia

·2  min de lectura
CORONAVIRUS-CALIFORNIA (AP)
CORONAVIRUS-CALIFORNIA (AP)

Un drástico repunte en los casos de coronavirus ha provocado la ausencia de más de 800 policías y bomberos en Los Ángeles causando una ligera demora en los tiempos de respuesta de servicios de ambulancia y contra incendios, lo que se suma a las preocupaciones por la escasez de personal crítico como trabajadores de salud.

El alcalde Eric Garcetti declaró el jueves que más de 500 agentes y empleados del Departamento de Policía de Los Ángeles, y casi 300 bomberos quedaron fuera de servicio después de arrojar positivo a COVID-19, aunque señaló que ya se toman medidas para garantizar la seguridad de la ciudadanía.

“Este es un momento increíblemente complicado”, admitió. “La variante ómicron se ha propagado como un incendio”.

El repunte de casos en el estado más poblado del país amenaza con rebasar la capacidad de los hospitales. El miércoles, las autoridades estatales extendieron el requerimiento del uso de mascarilla en interiores hasta mediados de febrero, ya que la variante ómicron está afectando también a trabajadores de salud, causando una escasez de personal en hospitales que podría convertirse en un problema mayor.

“Nos preocupan y nos seguirán preocupando nuestros hospitales”, dijo el secretario de Salud y Servicios Humanos del estado, el doctor Mark Ghaly. “Algunas instalaciones se verán limitadas”.

Las autoridades de salud pública de todo el estado recomendaron a los residentes evitar acudir a salas de emergencia para someterse a pruebas diagnósticas de COVID-19 o a tratamientos que pueden ser atendidos por un médico familiar, consultas en línea o en clínicas de atención urgente.

El número de casos confirmados en California se ha disparado en casi 500% en las últimas dos semanas, y las hospitalizaciones se han duplicado desde Navidad a más de 8.000. Modelos estatales pronostican que podría haber más de 20.000 hospitalizaciones para principios de febrero, un nivel casi tal alto como el de enero pasado, cuando California atravesó su repunte más letal.

El estado tuvo la tasa de infecciones per cápita más baja del país durante septiembre, pero al igual que el resto de Estados Unidos atraviesa actualmente un incremento drástico a causa de la nueva variante. Ahora se ubica en el puesto 29 en casos nuevos per cápita en las últimas dos semanas.

Los bomberos de la ciudad de Los Ángeles realizan turnos adicionales de manera voluntaria, mientras que otros se han visto obligados a mantenerse en servicio una vez concluido su turno para poder mantener la dotación de personal, dijo el jefe Ralph Terrazas. También planeaba cancelar las vacaciones ya aprobadas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.