Ámsterdam considera la posibilidad de prohibir los coffeeshops a los turistas

·1  min de lectura
Una imagen que muestra calles vacías en la zona de Leidseplein en la víspera de Año Nuevo, en Ámsterdam, Países Bajos, el 31 de diciembre de 2020.

La alcaldesa ecologista de Ámsterdam, Femke Halsema, propuso el viernes prohibir los coffeeshops de la ciudad a los turistas para reducir "el poder de atracción de Ámsterdam como lugar de veraneo del turismo de las drogas suaves", en una carta dirigida a su consejo municipal.

"En los últimos años hemos visto que la demanda de cannabis en Ámsterdam ha aumentado enormemente", dijo Femke Halsema en una entrevista concedida el viernes en la televisión pública NOS.

"Esto se debe sobre todo al aumento de los turistas", añadió, estimando que una parte de ellos son "turistas del cannabis" que viajan a Ámsterdam exclusivamente para consumir esta droga.

Estos "turistas del cannabis" son una molestia para el centro de la capital, según la alcaldesa de Ámsterdam.

"Ámsterdam es una ciudad internacional y queremos acoger a los turistas, pero nos gustaría que los turistas vinieran por la riqueza de la ciudad, por su belleza, por sus instituciones culturales", precisó a la televisión pública holandesa.

Holanda cuenta con 570 coffeeshops, según cifras del ministerio de Salud Pública. Sólo la capital holandesa cuenta con 166, lo que representa 30% de todos los coffeeshops del país, según las cifras de la ciudad de Ámsterdam.

Desde la década de 1970, el gobierno holandés tolera estos establecimientos que venden cannabis a los consumidores.

La producción y el suministro de cannabis son ilegales en el país.

amo/lpt/mab/eg