Ágatha Ruiz de la Prada: "Para que la mujer esté empoderada debe ir cómoda"

Agencia EFE

Buenos Aires, 5 nov (EFE).- En la búsqueda por reforzar el carácter de lo femenino, para la afamada diseñadora española Ágatha Ruiz de la Prada no hay nada más útil que la comodidad, puesto que "para que la mujer esté empoderada lo más importante de todo es que esté cómoda".

"Si estás cómoda puedes hacer muchas cosas, si vas 'requeteproducida', como dicen aquí, puedes hacer muy pocas", señaló a Efe la artista antes del Six O'Clock Tea, un desfile que celebró este martes su trigésima edición en Buenos Aires.

No es la primera vez que la modista madrileña aporta el toque internacional al evento: ya lo hizo en otras tres ocasiones más, dos de ellas en la capital argentina, una urbe que conoce muy bien y en la que ya se siente como en casa.

"Yo estoy en Buenos Aires como si estuviera en mi casa, tengo amigos espectaculares... Me encanta, cada día que vengo me gusta más, la entiendo más y me divierte más, es una gozada estar aquí", manifestó.

UNA "OBSESIÓN" POR LOS VESTIDOS LARGOS EN ARGENTINA

Respecto a su visión acerca de los diseños locales, Ruiz de la Prada consideró que en Argentina "hay una obsesión en algunos diseñadores por hacer trajes largos", una particularidad que "no se corresponde mucho con la realidad".

"Yo siempre digo 'oye, pero cuánta gente, cuántas mujeres hay, que no se han puesto un traje largo en su vida', o que no se lo ponen (más que) una vez al año... En cambio, si tú vas a ver un desfile de moda, piensas que está todo el mundo de trajes largos todo el día", agregó.

De hecho, para la diseñadora Latinoamérica todavía está "lejísimos" de la élite mundial de la moda, encabezada por París, primero, y Milán, después; dos capitales que se encuentran a "una distancia sideral" de plazas como Nueva York o Londres.

No obstante, dicha situación podría cambiar en un futuro porque "los latinos están muy unidos y se ayudan mucho entre sí", puesto que están "orgullosos de sus nuevos estatus, de países ricos, divertidos y poderosos".

"Yo la verdad que, en cierto sentido, me considero una diseñadora latina", expresó.

VIENTOS DE CAMBIO EN LAS FORMAS DE VESTIR EN LATINOAMÉRICA

Poco o nada tiene que ver la Latinoamérica de hoy con la que conoció la modista en sus primeras travesías por la región, uno de los lugares en donde más ha notado el cambio en las formas de vestir, especialmente entre las mujeres.

"En mis primeros viajes a Latinoamérica veía unas mujeres, no tanto en Argentina pero sí en otros países, que iban arregladísimas, super entaconadas... Y estoy empezando a ver zapatillas deportivas, zapatos bajos...", aseveró.

En ese sentido, "con mucho esfuerzo" se empieza a imponer en estos países "una mujer más cómoda", un avance que no era nada sencillo "porque no está en su mentalidad o en su historia reciente".

EL ECOLOGISMO, UNA "ACTITUD" EN TODO

A propósito del ecologismo, uno de los compromisos más reivindicados por Ágatha Ruiz de la Prada, la artista reconoció que "desgraciadamente" lo aplica mucho menos de lo que le gustaría, pese a que se trata, para ella, de "una actitud" en todos los aspectos de la vida.

"Me encantaría ver a la reina de Inglaterra, que estoy segura que lo haría encantada, ponerse unos guantecitos y ponerse a recoger plásticos, y detrás de ella iría muchísima gente", afirmó al explicar que, ante todo, "alguien tiene que empezar" a cuidar del medioambiente.

En cualquier caso, la aplicación de la sostenibilidad a los diseños "aún es un misterio", aunque entre los artistas "se empieza a comprender que lo (que está) más a la moda es la ecología".

En cuanto a su futuro más allá de las pasarelas, a sus 59 años Ruiz de la Prada prefiere no embarcarse en grandes aventuras ni proyectos, optando por "ir al día a día y disfrutar lo máximo de la maravilla de, por ejemplo, estar en Buenos Aires".

(c) Agencia EFE