Áñez ve en su nominación al premio Sájarov un reconocimiento a la lucha por la libertad

·2  min de lectura

La Paz, 14 oct (EFE).- La expresidenta interina boliviana Jeanine Áñez agradeció este jueves al Parlamento Europeo su nominación al premio Sájarov 2021 a la libertad de conciencia, candidatura que ve como un reconocimiento a "quienes luchan por la libertad" y la "pacificación" de Bolivia.

"Por quienes luchan por la libertad, la democracia, la pacificación de Bolivia, la justicia y los derechos de todos; por quienes sufren abusos y persecución por ejercer la libertad de conciencia y el respeto a la vida… Gracias @Europarl_ES @hermanntertsch #LiberenAJeanine", publicó Áñez en sus redes sociales que son manejadas por gente de su entorno.

Junto a Áñez están nominados un colectivo de mujeres afganas que han sufrido represalias por los talibanes y el líder opositor ruso Alexei Navalni.

En la página web de la Eurocámara se señala que Áñez, cuya candidatura ha sido promovida por los Reformistas y Conservadores, es un "símbolo de la represión contra los disidentes y la privación del debido proceso y estado de derecho en América Latina".

La expresidenta interina está en prisión desde hace siete meses dentro de un proceso iniciado en su contra a instancias del oficialismo que la acusa de delitos como conspiración, terrorismo y sedición por el supuesto "golpe de Estado" de 2019.

En el comunicado también se indica que Áñez "se convirtió en presidenta interina en noviembre de 2019, luego de un presunto fraude electoral por parte del titular Evo Morales. En noviembre de 2020, tras unas elecciones libres y justas, se produjo una transferencia pacífica del poder".

El Gobierno de Luis Arce y su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), sostienen que la renuncia de Morales a la Presidencia en 2019 fue por un golpe de Estado, mientras que sus opositores señalan que la crisis fue consecuencia de un fraude electoral en beneficio del entonces mandatario en los fallidos comicios generales de ese año.

Además, el oficialismo boliviano ha insistido que en el marco de las investigaciones sobre la crisis de 2019 se determinará "el grado de responsabilidad de los actores nacionales e internacionales", entre ellos el representante de la Unión Europea en Bolivia durante esos hechos.

La UE siempre ha rechazado estas acusaciones y ha reiterado que durante la crisis de 2019 "ayudó a facilitar reuniones en las que participaron actores clave de todos los partidos políticos, incluyendo representantes del MAS, bajo el liderazgo de la Iglesia católica y la petición expresa del Gobierno del presidente Evo Morales".

La ceremonia de entrega del premio será en diciembre durante el pleno parlamentario que se celebra en Estrasburgo (Francia).

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.